Preguntas frecuentes

 

¿Cuánto tiempo toma resolver la ansiedad por separación?  

Tratar la ansiedad por separación implica modificar la respuesta emocional del perro, razón por la cual, al igual que en el caso de una persona que está intentando superar una fobia, no existen tiempos límites rígidos para cambiar las emociones que se producen al ser dejado solo y en consecuencia, modificar el problema.

Al igual que en los humanos, cada perro responderá al entrenamiento a una velocidad distinta, presentando regresiones y progresos individuales a lo largo del camino. Aunque el progreso puede tomar desde semanas a múltiples meses, dependiendo del perro, mostrándose lentamente en las primeras etapas, puede ir más rápido luego de construir una base sólida.

El progreso estará siempre influenciado por la plasticidad de cada perro, los factores ambientales y tu dedicación al programa.

¿Es mi culpa que mi perro esté presentando ansiedad por separación?

Es muy fácil culparte por la ansiedad por separación de tu perro al verlo experimentar tanto dolor cuando se queda solo.

Te preguntas: “¿Fue porque nunca le enseñé a quedarse solo cuando era un cachorro? ¿Es porque lo amo demasiado y soy muy cercana a él? ¿Es porque encontré un trabajo de tiempo completo o porque me mudé? ¿Es porque nunca le enseñé a estar con más personas además de mi y ahora ya no vivo sola?” Preguntas comunes y razonables, pero no, no es tu culpa.

La ansiedad por separación es un síndrome, un grupo de síntomas que ocurren en respuesta a la fobia o pánico de quedarse solo. Esta fobia no tiene una causa conocida, pero se cree que existe una predisposición genética que, en conjunto con factores traumáticos o grandes cambios en la vida del perro, pueden promover la aparición de este trastorno.

Más importante que la razón por la cual se produjo, es saber que puede resolverse si se realizan cambios y se sigue un protocolo apropiado.

¿Está mi perro vengándose de mi por haberlo dejado solo?

Existe la común creencia de que cuando los perros ladran, orinan, defecan o destruyen objetos en el hogar, es porque están enojados contigo por haberlos dejado solos y están tomando acciones para obtener su venganza. Este es otro mito que podemos descartar.

Existen diferentes razones por las que un perro puede comportarse inapropiadamente al quedarse solo, desde aburrimiento hasta falta de educación.

Sin embargo, cuando experimenta ansiedad por separación no se encuentran en control de sus acciones, por lo que en ese caso, todos los síntomas que se observen serán sólo una expresión del pánico subyacente y no una reacción voluntaria en respuesta a haber quedado solo.

Me han dicho que el comportamiento de mi perro es normal y que con el tiempo se adaptará a quedarse solo.¿Es cierto? 

Lamentablemente, las señales que tu perro está expresando no son normales. Sería tentador creer, aún más cuando los síntomas parecen ser “leves”, que sólo se está adaptando y necesita algo de tiempo para acostumbrarse a quedarse solo.

Sin embargo, la verdad es que no será capaz de superar este problema si se encuentra expuesto continua y regularmente a sus peores miedos.

Esta exposición constante promoverá estrés permanente, que no sólo se hará evidente en su comportamiento, sino también a nivel fisiológico, dañando su salud general e inhibiendo el aprendizaje.

Además, se hará experto en anticipar tu partida, aumentando sus síntomas de estrés de forma constante.

Por lo que incluso un problema de apariencia “leve” podrá escalar en el tiempo y volverse progresivamente más peligroso para el perro.

¿Es una buena idea utilizar algún dispositivo que detenga los ladridos? 

Herramientas tales como, collares de citronella anti ladridos, collares eléctricos o productos en base a ultrasonido, que buscan disminuir los ladridos, no son herramientas recomendadas para tratar este síndrome. Los ladridos son simplemente una expresión o señal de la ansiedad subyacente que el perro está experimentando al quedarse solo.

Entonces, incluso si los ladridos son controlados utilizando una herramienta de este tipo, la causa del problema prevalecerá y deberá buscar otra forma de expresión, a veces mucho peor o más peligrosa para el perro, como escapar o dañarse a si mismo.

¿Es necesario utilizar alimento y un área de confinamiento al dejar a mi perro solo durante el tratamiento? 

En algunos casos, puede ser de ayuda utilizar un área de confinamiento donde el perro se sienta seguro y donde no hayan peligros para él y/o para el hogar. Sin embargo, en la mayoría de los casos, dada la naturaleza del plan, no será necesario el confinamiento, ya que el protocolo prevendrá que el perro aumente sus niveles de ansiedad y que por lo tanto, se comporte de maneras que podrían causar accidentes o destrucción al estar libre en el hogar.

En ocasiones, puede ser una buena idea bloquear ciertas áreas que podrían resultar peligrosas, mediante corrales, rejas o barreras para niños.

Este programa no requiere del uso de alimento durante su desarrollo, ¡Por lo que no debes preocuparte si tu perro no recibe alimento cuando está solo! Habiendo dicho esto, utilizar el alimento regularmente y de forma apropiada, puede ser una gran herramienta para mantener a tu perro saludable mentalmente.

Cada perro es distinto y se beneficiará de un escenario determinado, por lo que lo apropiado es evaluar que resulta mejor para cada situación específica.

¿Resolveré el problema si adquiero a otro perro para que le haga compañía a mi perro? 

Existe mucha información allá afuera que te podría hacer creer que adoptar a un nuevo amigo para hacerle compañía a tu perro cuando está solo sería una buena idea.

Sin embargo, sólo algunos perros no presentan signos de ansiedad cuando otro perro se encuentra presente y algunos sólo se sienten relajados con un perro en específico, lo que no se transfiere a la compañía de otros perros.

Peor aún, puede que el segundo perro se vea afectado por esta demostración de ansiedad.

 

¿Deben utilizarse alternativas holísticas y/o medicación para abordar el tratamiento de la ansiedad por separación?

Algunos de los casos pueden verse beneficiados del uso de estas opciones, como complemento a la terapia de comportamiento.

Sin embargo, debes considerar que no resolverán el problema por si mismas y que el componente más importante para tratar este trastorno es el protocolo de comportamiento.

Tomar la mejor decisión respecto al uso de medicación u opciones holísticas dependerá de ti y de tu médico veterinario, quien te guiará en el proceso de decidir que será lo más beneficioso para tu perro en este aspecto.

Puedes acceder a consejos generales en la sección herramientas recomendadas.

 

¿Buscas ayuda?

Completa este formulario y me pondré en contacto contigo para discutir más sobre tu situación.